Historia

Cosquín de Quintas - Cosquín y su Clima - El Turismo
Toponimia - Leyenda de Cosquín

Cosquín, su Historia y su Gente

Plaza Próspero MolinaComo ocurre con muchas regiones de la provincia de Córdoba, donde habitaron los aborígenes, se hace difícil establecer una fecha que imponga un tiempo a sus orígenes. Eso ocurre con Cosquín y sus aledaños; una vasta zona habitada por los comechingones que dejaron un valioso patrimonio arqueológico, si bien los hallazgos no han sido muchos.

Comechingón es la denominación vulgar con la cual se alude a una antigua etnia originaria de la Argentina, que a la llegada de los españoles, en el siglo XVI, habitaba las Sierras Pampeanas de las actuales provincias de Córdoba y San Luís.

Los comechingones se autodenominaban como hênîa al norte y como kâmîare al sur, subdivididos en aproximadamente una decena de parcialidades.El apelativo “comechingón” parece ser la deformación de una palabra peyorativa que les daba la Etnia salavinón o sanavirona, que hacia el siglo XV, procedente del interfluvio río Dulce/río Salado, en la actual provincia de Santiago del Estero, invadía los territorios ancestrales de los hênîa-kâmîare.

Construcción Iglesia FátimaLos sanavirones los llamaban «kamichingan», que en idioma salavirón parece haber significado “vizcacha” 'habitante de cuevas', esto debido al tipo de vivienda semisubterránea de los hênîa-kâmîare.Sin embargo, según la crónica del conquistador español Jerónimo Bibar, escrita en 1558, el apodo les fue dado directamente por los españoles al escuchar el grito de guerra de los hênîa: "¡Kom-chingôn!", según Bibar este grito se traduciría por "muerte-a-ellos" (a los invasores). Es probable que los sanavirones "entendieran" y "tradujeran" con mofa tal clamor de guerra de sus enemigos con la palabra "kamichingan".

El territorio que habitaron en esta región era llamado “Quizquizacate”. Una referencia de este período, es una piedra en el "Balneario San Buenaventura": la “Piedra Pintada” -con petroglifos y jeroglíficos; las pinturas y grafos datan de 6000 a. C. Los españoles llegan en el siglo XVI.

Cuando en el siglo XVI Cosquín es nombrado pueblo, Jerónimo Luís de Cabrera envía su teniente Lorenzo Juárez de Figueroa a censar la zona. Este era el encargado del reparto de tierras y siervos. Las divisiones se hacían en estancias, solares, postas, mercedes. Cosquín no entró en esa división ya que debido a su gran población fue nombrado Puesto, siendo su primer encomendero Jerónimo Luís de Cabrera.

En 1625 es otorgada la primera merced de estas tierras y es a favor del capitán Luís de Tejeda y Guzmán, la misma pasa en trueque por otras tierras a Baltasar Gallego, quién iniciará la estancia Cosquín.

Construcción PolideportivoEntre los asentamientos de la cultura indígena en esta zona, cabe mencionar el paraje de Las Tunas, que está ubicado al norte del pueblo en la margen del frente del río, donde se han encontrado testimonios de los comechingones; cabe consignar el hecho que el 10 de septiembre de 1817, los originarios de la comunidad recuperaron parte de sus posesiones comprando sus asientos en las Tunas y San Buenaventura a los padres Betlehemitas.

Cosquín de Quintas

Cosquín es reconocido como villa veraniega por un decreto del "superior gobierno" de la provincia el 4 de agosto de 1876, en tal decreto se estipula que "el centro de la Villa constará de 52 hectáreas, con dos plazas en su delineación". Así desde fines del siglos XIX integrantes de familias pudientes de Buenos Aires y Córdoba tenían su casa-quinta de veraneo en Cosquín, como por ejemplo los Bouquet, Elías Romero, Martínez Subiría. Hoy, algunos barrios de la ciudad, llevan esos nombres o los de sus estancias.

Cosquín y su Clima

Hacia principios de 1900, Cosquín fue tomado como zona terapéutica, debido a su microclima. En esta ciudad se crearon las pensiones para los enfermos de tuberculosis, la mayoría de estas personas que vivían en estas pensiones eran adineradas, sus familiares les enviaban dinero mensualmente y el encargado de pagar los giros, era el jefe de correos Palemón Carranza. Sin embargo, aquellos que no poseían familiares, se trasladaban con todos sus bienes, que invertían en la región, quedando a su muerte, todo a disposición del estado.

La odisea de la tuberculosis retrocede, cuando en 1950, Alexander Fleming descubre la penicilina. Se recetan cócteles de bacteriostáticos + antibióticos (mientras que la prevención de la TBC se trata eficazmente con la vacuna de Koch). Y empieza la decadencia de los Hospitales de Altura y de Llanura (uno en Pergamino), fin de la terapia de "descanso en zonas secas y asoleadas". En ese entonces Cosquín sufre diez años de decadencia debido a que un factor de su movimiento económico eran los enfermos de tuberculosis.

El Turismo

BalnearioEs la percepción del valor turístico de la zona del Valle de Punilla lo que facilita emprendimientos en Cosquín con aspiraciones turísticas, fue entonces cuando en 1961 se da comienzo al Festival Nacional de Folclore. En ese marco, y conforme a la influencia de aquellos que llegaron para recuperar su salud, muchos intelectuales, bohemios, poetas y pensadores, influyeron en este espectáculo que se repite todos los meses de enero desde hace 50 años, conformándose un turismo cultural que identifica a esta ciudad.

Toponimia

No existe unanimidad entre los investigadores y estudiosos, en cuanto a la significación del topónimo Camín Cosquín, son muy discutidas las interpretaciones que relacionan este nombre al de Cuzco (Cosquín - Cuzco chico) porque está comprobado que no hubo vinculación directa entre los comechingones y el Tawantinsuyu. Hay quienes sostienen que es el nombre de un antiguo jefe comechingón. Sin embargo se explica fácilmente el uso de la toponimia quechua -generalmente hibridada con el castellano- (en las sierras de Córdoba y San Luís etc.) porque los misioneros católicos usaron frecuentemente el runa simi o quechua como lengua vehicular o en todo caso como lengua general en casi todo el Cuyo, Noroeste Argentino y las Sierras Pampeanas.